Ribera del Duero Burgalesa, Nobbis
Vinos en el mundo

Todo lo que necesitas saber sobre nuestro vino NOBBIS

Con la añada 2020 ya en la calle desde hace varias semanas os hablamos más sobre el vino que simboliza el origen de nuestro proyecto en la Ribera del Duero Burgalesa: NOBBIS.

Nobbis (‘Nosotros’) es el inicio de nuestro camino. Es la historia de una familia (y amigos) que representa una actitud ante la vida. Personas unidas por la pasión por el vino que inician un viaje juntos entorno a la viña. Es la libélula, que vuela de aquí para allá; el pájaro (oropéndola), que asegura que todo llegue siempre en tiempo y forma; y el escarabajo, ligado a la tierra, el que lo conoce todo sobre ella.

Desde entonces trabajamos este vino realizando una producción cercana a las 13.000 botellas. Su mayor singularidad es estar elaborado sólo con el 5% de nuestras mejores uvas de Tempranillo. Monovarietal que nace de parcelas con suelos predominantemente de arcilla y capa franco arenosa en la superficie, en orientación suroeste y con formación en vaso. Se trata de viñedos plantados en Fuentecén a 830 metros de altitud con material vegetal de nuestra finca La Tejera (parcela de 0,65 hectáreas plantada a finales del año 1800 y que comenzamos a recuperar en 2008).

Ribera del Duero Burgalesa Nobbis
Viñas viejas de Tempranillo en Fuentecén

En el trabajo y cuidado de las viñas no utilizamos ningún tipo de producto sistémico. Buscamos así que la diversidad y la vida se apoderen de los suelos, practicando una viticultura regenerativa, creando suelos vivos.

Con Nobbis recogemos la uva de manera manual para seleccionar en la viña esos mejores racimos que nos permitan reflejar el varietal, la fruta, por encima de todo.

Elaboración

En bodega realizamos la fermentación a baja temperatura en acero inoxidable llevando a cabo suaves bazuqueos para la extracción de compuestos nobles del hollejo. Tras esto lo trasladamos a barrica para realizar la maloláctica. NOBBIS termina de afinarse durante unos nueve meses en barrica usada de roble americano de 225 litros con diferentes grados de ahumado para posteriormente descansar en botella durante un mínimo de seis meses.

Nos enamora lo que nos hace sentir siempre al olerlo, al catarlo. Sus frutillas del bosque siempre están presentes, las flores, los toques herbáceos. Nos recuerda a las añadas clásicas de vinos de Ribera del Duero: vinos muy fluidos y con gran potencial de envejecimiento.

Ribera del Duero Burgalesa Nobbis